Blogia
MOONSA BOUDOIR

Paz, magia y música

Paz, magia y música

Acabo de llegar de un concierto muy especial.
Esta noche, en el Teatre Grec de Barcelona, dentro del Festival BCN Grec 2006, la orquestra Jeunesses Musicales World Orchestra, el Orfeó Gracienc y la Coral Carmina, interpretaban la 9ª sinfonía de Beethoven. Si, la que estáis pensando, la que muchos conocemos por el popular "Himno a la alegría".
El concierto, bajo el título "70 anys després..." (70 años después) era un homenaje al gran Pau Casals, que un 18 de julio de hace 70 años, se encontraba ensayando en el Palau de la Música esta sinfonía, que debía haberse tocado aquel 19 de julio en el Teatre Grec, como cierre de la Semana de la Paz celebrada entonces en Barcelona, previa a las Olimpiadas Populares. Durante el ensayo recibió una llamada del Conseller de Cultura de la Generalitat, comunicándole el alzamiento militar contra la República, y pidiéndole la suspensión del ensayo, y del concierto.
Casals se dirigió a los músicos y al coro y les pidió, como despedida, que tocaran el final. Aseguró después que las lágrimas le impedían ver las notas, y que algún dia la paz llegaria al país, y entonces volverían a tocar la Novena. Mientras tocaban el final en aquel último ensayo, en la calle se levantaban barricadas.
Hoy caía una llovizna intermitente sobre Barcelona, momentos antes del concierto, pero ha parado durante unos minutos, los suficientes para que se presentara el homenaje. Justo después de la presentación, la lluvia ha vuelto, suave pero terriblemente amenazadora para los instrumentos, y los músicos han salido ràpidamente del escenario.
He presenciado otras veces la suspensión de espectáculos al aire libre por causa de la lluvia, y por regla general no esperan más de media hora para anularlos. Hoy hemos esperado casi una hora. Tensos y esperanzados a la vez, oyendo como el director del Festival pedía por megafonía un poco de paciencia y manifestaba la esperanza de que lo que Franco arruinó hace 70 años no lo arruinara la lluvia esta noche.
El director de uno de los coros ha saltado al escenario, los cantantes se han levantado, y nos han cantado el "Cant dels Ocells", "para hacernos más amena la espera". Cuando han terminado ya casi no llovía. Han atacado entonces las primeras notas de "Rossinyol", y ante nuestra emocionada sorpresa, al final de la canción, el director se ha encarado con el público para dirigirnos, para que cantáramos juntos. El Grec estaba a rebosar, y como una sola voz ha entonado el final de "Rossinyol", afinado, grande, lleno de fuerza, con el público entregado convertido en un gigantesco coro.
Y al final había parado de llover, y empezaba a clarear.
El concierto debía haber empezado a las 22 horas y eran las 22,55 cuando se ha iniciado, por fin, con la lluvia respetando  lo que la guerra no respetó en su día.
Al final de cada movimiento el director miraba al cielo dubitativo pero sonriente.
Y en el último movimiento han entrado las voces... ha sido mágico.
Cuando ha terminado, el público puesto en pié ha cubierto de bravos y aplausos a músicos y cantantes, la emocionada ovación ha recorrido las gradas del Grec, que, tengo que decirlo, es un marco realmente incomparable para este tipo de acontecimientos. La gente miraba al cielo aún, las nubes se habían  apartado completamente del teatro, y sobre nosotros las estrellas lucían en un círculo irregular que terminaba poco más allá del recinto.
El director se ha dirigido al público para comentar que "es la primera vez que tengo que tocar un bis después de la Novena". Risas y  bajada general de la tensión, y otra vez hemos oído el final. Aquel final, que tocó Pau Casals en el ensayo, con su orquesta y con el Orfeó Gracienc hace 70 años.
Ha sido uno de esos momentos en que uno se siente en comunión con el mundo entero y agradecido de estar vivo. Y en paz.
Cuando luego te pones a pensar, ya en casa, y necesitas escribir, sabes, con cada letra, que no puedes transmitir lo que se ha sentido allí, y sientes, en cada letra, que quizás el cielo derramaba tímidas lágrimas recordándonos lo rota y estropeada que está la paz mundial.
De todos modos, por esta noche, gracias a la Música y gracias a la Vida, como decía Joan Baez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Sweety -

Lo has escrito tan bien, q me he sentido por un momento en la sala...
Gracias a la vida...

constanza -

ando buscando la orquesta de 4 cuerdas se la cancion gracias a la vida de violeta parra

Mon -

moonsita:
joan baez también cantó gracias a la vida, y lo digo en su doble sentido.
conocí ese lugar, me pareció fascinante (será que barcelona es una de las ciudades más bellas de europa y yo guardo recuerdos en forma de sensaciones)
y lo transmitís muy bien, pero muy bien... casi me salpicó alguna que otra gota.

un besazo, mujer-

Brisa -

No estuve físicamente contigo en el Grec, mira que tengo ganas de ir.. pero he estado contigo gracias a tu manera de sentirlo y de compartirlo. Has logrado que yo también cantará contigo el Cant dels ocells y que agradeciera a los músicos que amen la música por este regalo.

Muchos besitos Moonsa, llego tarde pero llego.

Pedro (Glup) -

Mi querida Moonsa, “gracias a la vida” lo decía Violeta Parra a la que entendíamos mejor que a Joan Baez que compartía tarimas con Dylan (Bob) y que seguro que entre todos ellos no lograban conmoverte como ese Concierto que con tanto amor nos cuentas y transmites (podemos verte la piel del alma, sobrecogida de emoción) y que casi nos permite escuchar ese Cant dels Ocells como si hubiésemos estado sentados a tu lado. Gracias.

azzura -

Leyéndote estoy segura que fué mágica;) lo que habria dado por estar ahí también Moonsa

un beso enorme

nemomemini -

Aún te duraba la emoción cuando escribiste esta especie de crónica. Vibrar con la música y con el recuerdo es algo verdaderamente hermoso.

Te dejo besos.
;)

Turandot -

Idò si no hi ha paraules per descriure allò sentit, pots estar ben segura que has triat les que més s'apropen al sentiment, m'he emocionat moltíssim llegint, casi he sentit la pluja colpejant-me.
Moltes besades, nina i enhorabona per poder viure. i gaudir, d'esdeveniments així ;)

Trini -

Pues leyéndote me alegro de que esa noche fuera mágica. En efecto hay momentos en que comulgas con la vida y la dicha por ti se extiende. Son momentos que hemos de atesorar.

Besos

Ike janacek -

Qué hermosura, Moonsa. Qué grato y emocionante leer esto. :)
Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres